Son muchos los usuarios que nos llegan a los diferentes gabinetes de los centros auditivos de OirT con la duda sobre las diferencias que hay entre un audífono y un amplificador. En este artículo veremos qué es un audífono, un amplificador y por supuesto cuáles son sus diferencias.

 

Audífono y amplificador ¿Qué son y sus diferencias?

En las anteriores entradas de este blog hemos hablado ampliamente sobre los audífonos y lo importante que son para mantener una mejor calidad de vida. Los audífonos suponen una ayuda auditiva para resolver diferentes problemas de audición. Se trata de pequeños dispositivos que se colocan en los oídos y están diseñados para mejorar la calidad de audición de personas que sufren deficiencias auditivas

Mientras que los audífonos son artículos sanitarios, reconocido así por la AEMPSAgencia Española del Medicamento y los Productos Sanitarios – y los amplificadores son aparatos electrónicos destinados a aumentar el sonido, pero en ningún caso a compensar deficiencias auditivas.

Los productos que se ofrecen al consumidor sin mencionar la necesidad de una evaluación audiológica previa y de una adaptación individualizada por un profesional sanitario, no deben presentarse como audífonos, sino como amplificadores de sonido, y no deben estar indicados para compensar deficiencias auditivas.
Agencia Española del Medicamento y los Productos Sanitarios

Audífono y amplificador  Diferencias 

Una de las principales diferencias es su finalidad. Como bien dicen nuestros compañeros de 65ymás.com , al contrario que los amplificadores, los audífonos se usan para compensar las pérdidas auditivas.

Como su finalidad también existe diferencias en la indicación de uso. El audífono precisa para su uso inicial una prescripción o indicación de uso. Ésta será facilitada por un médico especialista en otorrinolaringología o por un audioprotesista. Que por medio de unas pruebas audiológicas le adaptará de forma individualizada el audífono. Por lo que según esto el destinatario del uso de un audífono deberá tener problemas de audición.

El amplificador mientras tanto está destinado a personas con audición normal, para acentuar sonidos en ciertas situaciones, como cuando el ruido ambiental puede interferir.

Otra de las diferencias importantes es la consideración legal. El Audífono es un producto sanitario de clase IIa, que debe estar conforme con la reglamentación de productos sanitarios. El amplificador al no compensar deficiencias auditivas, este no es un producto sanitario. Por tanto, está sujeto a la normativa de aparatos electrónicos.

Su venta también tiene una diferencia significativa. El audífono no se puede adquirir a distancia ni por web, el amplificador si está permitido su venta online. Los establecimientos físicos que quieran vender audífonos deben ser establecimientos de audioprótesis autorizados por las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas. Los establecimientos que quieran vender un amplificador no requieren autorización sanitaria.

Esperamos que este artículo haya resuelto las dudas que teníais sobre el audífono, el amplificador y sus diferencias, y si quedan algunas por resolver ven a OirT Centros Auditivos hay uno cerca de ti en CórdobaMarbellaJaén, Granada, Rute, SevillaHuelva y Málaga e intercambiaremos impresiones.


Autor: Centro Auditivo OirT

Isidoro Vera, Audiólogo de Centro Auditivo OirT Canalejas

 

Audífono y amplificador: ¿Cuáles son sus diferencias?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *