Hiperacusia: principal motivo de rechazo de los audífonos

Hiperacusia: principal motivo de rechazo de los audífonos

La hiperacusia o algiacusia puede influir en el rechazo de los audífonos. Y puede definirse como una intolerancia, más o menos grande, a los sonidos que nos rodean. Por eso, cuando existe esta patología, muchos de los sonidos del día a día como el tráfico, la música, el llanto de un bebé, una fiesta, y hasta las voces de otras personas en algunos casos (los más exagerados), pueden resultar molestos e incluso dolorosos.