El cuerpo humano tiene un complejo funcionamiento que actúa como un todo. A través de su organizada estructura es capaz de realizar funciones específicas necesarias para mantener la vida. Por tanto, aunque creamos que ciertas partes de nuestro cuerpo no tienen relación puede que estén conectadas entre ellas funcionando como un conjunto. Esto nos deja una pregunta: ¿Qué relación existe entre la pérdida auditiva y la falta equilibrio ? 

Pues antes de responder esta pregunta vamos a explicar de manera individual de lo que se trata cada cosa. 

Pérdida auditiva

La pérdida de audición se trata de un problema que impide que se escuche de forma normal. Este impedimento auditivo se da cuando existe alguna afección o problema en una o más partes del oído o los oídos. 

La pérdida auditiva se puede presentar en diferentes grados, desde no poder oír sonidos muy concretos hasta no escuchar absolutamente nada. Por otro lado, esta pérdida auditiva puede darse en un oído o en ambos a la vez. Incluso teniendo pérdida auditiva en ambos oídos no tiene porqué tratarse del mismo grado de pérdida.

Al igual que ocurre con la vista, la agilidad o la mente; la edad afecta al funcionamiento del oído. El deterioro de la audición hace que gradualmente nos resulte más difícil escuchar ciertas letras como la “S” o la “F” y ciertos sonidos agudos. 

 “1 de cada 6 personas mayores de 45 años sufre pérdida auditiva”

La pérdida auditiva en el oído

La pérdida auditiva puede deberse a problemas del oído externo y medio o a daños en el oído interno. Cuando se habla de una pérdida auditiva en el oído externo y medio, se hace referencia a una hipoacusia conductiva. Mientras que si la afección se encuentra en el oído interno, será una hipoacusia neurosensorial

La pérdida auditiva conductiva impide que los sonidos lleguen hasta el oído interno. Las causas más comunes son el exceso de cerumen en el canal auditivo, las infecciones en el tímpano, las malformaciones en el oído medio y la perforación de la membrana timpánica.

La pérdida auditiva neurosensorial aparece cuando las fibras nerviosas del oído interno sufren daños. Como consecuencia de ello, dejan de transmitir el sonido al cerebro correctamente. Aunque la causa más común sea la edad, también puede estar causada por una exposición excesiva al ruido.

Cuando se presenta una pérdida auditiva se debe actuar de manera rápida  previniendo su avance. Una vez deteriorada la audición no se puede volver a recuperar.  Conozca más sobre la hipoacusia aquí.

Equilibrio

El equilibrio es esa habilidad humana de mantener el cuerpo en una posición erguida. 

Para que el equilibrio funcione adecuadamente es necesario que músculos, huesos, articulaciones, vista, el órgano del equilibrio en el oído interno, el corazón y la sangre, funcionen bien. Cuando algo falla en estos sistemas puedes experimentar problemas de equilibrio.

Funcionamiento del equilibrio

El funcionamiento del equilibrio es complejo. En él contribuyen tres sistemas sensoriales: la vista, la propiocepción y el sistema vestibular en el oído interno. 

Toda la información recogida por esos sistemas llega al cerebro, el cual se encarga de procesar, interpretar y corregir para poder mantenernos en pie. mantener el equilibrio.

Problemas en el equilibrio

Cuando estás ante un problema de equilibrio tu cuerpo se puede sentir mareado, inestable o aturdido., con incapacidad de enfocar. 

Aunque muchas afecciones pueden provocar problemas de equilibrio, la mayoría de estas  son resultado de daños en el oído interno o más bien en el sistema vestibular. Por ejemplo como El Síndrome de Ménière o La neuritis vestibular.

Relación entre la pérdida auditiva y el equilibrio

Ya hemos conocido como el equilibrio depende en gran medida del oído pero ¿Cómo influye la pérdida auditiva en el mantenimiento del equilibrio?

Tras varios estudios han podido demostrar que las personas que padecen pérdida auditiva tienen mayor tendencia a sufrir caídas y como consecuencia padecen lesiones graves.

Con esta afirmación se demuestra que la pérdida auditiva provoca disminución del equilibrio en la persona que la sufre, lo que la convierte en un factor de riesgo. 

La pérdida auditiva y la falta de equilibrio

El cerebro usa la información auditiva para crear una imagen espacial del entorno que ayuda a situar a la persona en espacio y tiempo y por tanto a mantener el equilibrio. Es decir, cuanto mejor y más amplia es la fuente sonora mejor es el equilibrio y menores los mareos o la inestabilidad.  

Una buena audición que permite captar el sonido ambiental, con todos sus matices, para el mantenimiento del equilibrio.

Mantener una buena salud auditiva no solo mejora nuestra calidad de vida sino que también ayuda a mantener el equilibrio, reduciendo el riesgo de caídas. Por lo tanto, en caso de padecer pérdida auditiva el uso de audífonos, puede ser beneficioso para mejorar el equilibrio y como no, la audición y en Centro Auditivos OirT somos expertos en audiología y sabemos qué pruebas realizar para detectar la pérdida de audición.

Mediante una revisión audiológica, determinamos el estado de audición del paciente y podemos así adaptarles unos audífonos acordes a sus necesidades. Se trata de una sencilla prueba con audífonos, que se realizará en el propio Centro Auditivo OirT más cercano a su domicilio.


Autor: Centros auditivos Oirt

¿Relación entre la pérdida auditiva y el equilibrio ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.