El colesteatoma es un quiste benigno que se desarrolla en el oído medio. Esta membrana cutánea se forma por la acumulación de piel muerta y llega a afectar gravemente a las funciones de nuestros oídos. Si no se trata adecuadamente, su tamaño va aumentando, dando lugar al padecimiento de otras patologías auditivas más graves. En Oirt proporcionamos soluciones auditivas para acabar con las complicaciones que suscita el colesteatoma.

Colesteatoma

Diseño: La Factoría Creativa ©

Causas del colesteatoma

El origen del colesteatoma depende del paciente. En algunos casos la enfermedad auditiva es congénita, es decir,  las personas nacen con el quiste presente en sus oídos. Sin embargo, nuestros expertos en audología aclaran que la mayoría de supuestos surgen como resultado de una disfunción de la trompa de eustaquio. La trompa de eustaquio favorece la distribución de aire en el oído. Cuando la presión de aire no se regula,  se crea un vacío que empuja el aire hacia el tímpano, arrastrando tejidos de piel que acaban formando el colesteatoma en el oído medio.

Complicaciones del colesteatoma

Los síntomas del colesteatoma dependen de la gravedad y el tamaño del quiste. El primer indicio es la supuración de un líquido de olor fuerte. Desde nuestro centro de audiología en Málaga, Marbella, Sevilla y Granada recomendamos concertar una revisión audiológica en cuanto se detecte esta anomalía. De este modo evitaremos que el quiste crezca desmesuramente.

Las complicaciones  del colesteatoma afectan directamente al sistema auditivo y al sistema nervioso. El quiste engrosado acaba derribando los huesecillos del oído. Las infecciones son comunes, pero su consecuencia más perjudicial es la pérdida de capacidad auditiva. Asimismo, se pueden manifestar mareos e incluso llegar a paralizar zonas de nuestra cara de forma momentánea o permanente.

Tratamiento del colesteatoma

Debido a la posibilidad de empeoramiento del colesteatoma, la selección de un tratamiento apropiado se vuelve muy necesaria.  Como especialistas en audiología seguimos un método profesional para devolver la normalidad a tu oído:

  • Revisión auditiva y otoscopia. Es el primer paso. Nos permitirá  identificar el quiste así como la secreción causada por el mismo. Pero también debe formar parte del seguimiento, ya que el colesteatoma puede volver a desarrollarse incluso tras la cirugía.
  • Higiene y limpieza auditiva. La siguiente fase tras el diagnóstico es la limpieza auditiva. Eliminamos las bacterias causadas por la infección. La limpieza se acompaña de la ingesta de analgésicos convenientes y de gotas óticas.
  • Procedimiento quirúrgico. Hacemos uso de nuestra avanzada aparatología para observar la dimensión del colesteatoma y analizar la pérdida auditiva. Si la limpieza auditiva y medicamentos no son tratamientos efectivos, el paso final será la extirpación.

En Centros Audiológicos Oirt, contaras con especialistas para realizar el diagnóstico, tratamiento y revisión de la infección causada por el colesteatoma. No dejes que tus oídos se obstruyan: tu salud auditiva es importante.


Autor: Centros auditivos Oirt

Edición y diseño: La Factoría Creativa

El colesteatoma: Causas, complicaciones y tratamiento.

4 pensamientos en “El colesteatoma: Causas, complicaciones y tratamiento.

  • 28 enero, 2019 a las 9:04 am
    Enlace permanente

    Ola mi marido esta operado 2 bese de un colestatoma la última vez ase 6 mese pero no para de echar líquido y cojer infesion y ya le está doliendo que de debo aser el medico que lo yeba ledise que tiene un oído mui conplicado que es el único pasiente que no termina de curar

    Responder
    • 28 enero, 2019 a las 11:21 am
      Enlace permanente

      Buenas Paqui, para poder analizar de forma específica el caso de su marido es importante que nuestro equipo de audioprotesistas lo valoren personalmente. Te dejamos el contacto de nuestros Centros Auditivos para que puedas encontrar el más próximo a ti: http://oirt.es/contacto.html ¡Gracias por tu interés! Un saludo.

      Responder
  • 24 abril, 2019 a las 4:30 pm
    Enlace permanente

    Hola, actualmente tengo 18 años y cuando tenía 11 años me operaron de un colesteatoma , tenía drenajes en los oídos debido a las otitis que sufría. Después de la operación comencé a presentar ataques de adormecimiento de la cara. Se me dormía la lengua al comer, al tocar mi rostro y así. Me dijeron que tenía que ver con el nervio trigemino y que podría ser causa de la operación pero no me dieron ningún tipo de remedio. Después de eso no volví a sufrir ningún ataque de adormecimiento (nunca padecí de dolor fácil, solo adormecimiento). Ahora tengo 18 años y he notado que cuando toco mi rostro como mis labios o mejillas durante unos segundos intensamente parece como si se me fuera a dormir y me siento muy rara. Estoy muy preocupada por eso. ¿Usted cree que vuelva a tener colesteatoma ? ¿Que debe ocasionar estas sensaciones? Actualmente sigo teniendo drenaje pero solo en el oído izquierdo ya que en el derecho se me salió solo y no me lo volvieron a poner, en el derecho sigo teniendo otitis y tengo menos audición que en el derecho. En el izquierdo tengo el drenaje desde hace años y me dijeron que tengo una perforación timpánica. De ese oído oigo bien y no suelo tener otitis, dijeron que la perforación podía deberse a otitis enteriores o cosas asi. Pedí cita en el hospital y me dijeron que me llamarían del hospital pero no me han llamado aún y han pasado varios meses. ¿Que opina usted de todo esto? ¿Cree que deban sacarme el drenaje del oído izquierdo porque el tímpano podría romperse más?

    Responder
    • 29 abril, 2019 a las 2:58 pm
      Enlace permanente

      Buenas Naza,
      Agradecemos la confianza depositada en nuestros centros, no obstante, el caso que nos expone requiere pruebas médicas y valoración por parte de un médico Otorrinolaringólogo. Si Ud quiere, puede llamarnos y estaremos encantados en facilitarle información sobre posibles especialistas que pueden ver su caso.

      Puedes obtener más información sobre nuestro centro más próximo en nuestra web: http://oirt.es/contacto.html

      ¡Un saludo!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *