La impendanciometría es una prueba que nuestros especialistas realizan para analizar el comportamiento del oído medio ante un estímulo sonoro. Y que ayuda a detectar posibles patologías o lesiones auditivas que afecten a la calidad de vida y el bienestar del paciente.

Acudir a un centro auditivo es vital. Si presenta signos de sufrir pérdida de audición, no dude en ponerse en manos de nuestros especialistas en audiología. Mediante una otoscopia e impendanciometría auditiva, en Centros Auditivos OirT estudiamos exhaustivamente su problema para ofrecerle la mejor solución auditiva.

impedanciometría

¿Qué es impedanciometría?

La impendanciometría es una prueba objetiva que aporta información sobre el estado y funcionamiento del conducto auditivo externo y del oído medio mediante cambios de presión del mismo. Así como sobre la continuidad de la cadena oscicular, es decir; los tres huesecillos ubicados en la cavidad timpánica (martillo, yunque y estribo).

De esta forma, nuestros especialistas en audiología pueden detectar alteraciones de la membrana timpánica (perforación, cicatrices, retracción…) o del oído medio (otitis, rigidez de la cadena oscicular, problemas tubáricos…)

Dentro de la impendanciometría nos encontramos con varios tipos de pruebas. Sin embargo, nos centraremos en las más realizadas en nuestros centros auditivos ubicados en Málaga, Marbella, Granada, Sevilla y Córdoba:

  • Timpanometría. Mide la movilidad del tímpano cuando lo sometemos a variaciones de presión.
  • Reflejo estapedial. Contracción refleja del músculo del estribo cuando se somete a sonidos intensos. Esta contracción aporta rigidez a la cadena oscicular, protegiendo al oído interno de posibles lesiones vibratorias. Gracias a ella, es posible determinar con exactitud la capacidad auditiva del paciente.
Prueba de impedanciometría, ¿cómo se realiza?

Previamente a la impedanciometría, en OirT estudiamos el conducto auditivo externo con pruebas complementarias como la otoscopia y la audiometría. Y es que, es fundamental comprobar que este se encuentra despejado y libre de cerumen.

Una vez verificado, pasamos a la impedanciometría. Una prueba sencilla e indolora donde no se necesita la participación activa del paciente. Este únicamente percibirá un leve sonido procedente del timpanometro y sentirá como si algo estuviese en el interior del conducto auditivo externo.

Para ello, nuestro audioprotesita colocará una sonda en la entrada del conducto auditivo para sellarlo, y le indicará al paciente que trate de no moverse y que no realice movimientos deglutorios durante la prueba.

Examinar la audición debe ser un hábito frecuente. En OirT, como especialistas en atención audiológica, revisamos su capacidad auditiva mediante una atención profesional e individualizada. Ofreciéndole así, el tratamiento auditivo que mejor se adapta a su necesidad. Visite su centro audioprotésico más cercano y comience a escuchar con claridad.


Autor: Sandra González, audioprotesista del Centro Auditivo OirT Alameda de Colón (Málaga).

Edición y diseño: La Factoría Creativa

Impendanciometría: qué es y cómo se realiza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *