Los audífonos son prótesis que se encargan de captar los sonidos (tanto del habla como del entorno) y los amplifica, ajustándolos a la pérdida auditiva del niño, para que así puedan ser mejor percibidos y entendidos.

El médico especialista es quién se encarga de prescribir la prótesis, mientras que el audioprotesista, junto con los padres, se encargará de la elección del mejor audífono según la edad y la pérdida auditiva del niño.

En la elección del audífono guiaros sólo en el audioprotesista cualificado y acudid a centros que garanticen fiabilidad y seriedad.

Los componentes principales de los audífonos son los siguientes:

Micrófono: Se encarga de recoger las señales sonoras del exterior.

Amplificador: Es un diminuto ordenador que se encarga de procesar las señales sonoras, recogidas por el micro, según su frecuencia (graves, medias ó agudas) y su intensidad (volumen) y las adecua a la pérdida auditiva. Gracias a la tecnología digital hoy en día podemos disfrutar de reductores de ruido, que proporcionarán una mayor comodidad en ambientes ruidosos, y de micrófonos duales que limitaran el ruido que viene de atrás o los lados y por lo tanto proporcionará un mayor entendimiento en ese tipo de ambientes.

Auricular: Envía la señales, procesadas por el amplificador, al oído. Existen dos tipos de auriculares: Auriculares por vía ósea y por vía aérea.

     – Vía ósea: Es un pequeño dispositivo que se coloca en el hueso de la mastoides (detrás del pabellón auditivo) y mediante una pequeña vibración estimula directamente al oído interno. Este tipo de prótesis se usa exclusivamente por pérdidas auditivas de transmisión (por malformaciones de la estructura tanto del oído externo como del medio) ó en graves otitis crónicas con perforación timpánica.

     – Vía aérea: En este caso, la transmisión del sonido previamente amplificado se envía al oído a través de un auricular ó un molde a medida insertado en el oído.

Los audífonos más usados en niños son los retroauriculares, que van colocados detrás del pabellón auditivo y con un molde a medida insertado en el conducto auditivo externo.