El implante coclear es un tipo de prótesis auditiva interna (que precisa de cirugía) que recoge el sonido, lo procesa convirtiéndolo en señales eléctricas y lo envía directamente al nervio auditivo mediante unos electrodos; a diferencia de los audífonos que trabajan con los restos auditivos del niño.

El implante coclear se divide en dos partes: Componentes externos e internos.

Externos:

– Micrófono: Que recoge las señales acústicas.
– Procesador: Es un pequeño ordenador que convierte el sonido en impulsos eléctricos
– Transmisor: Recoge las señales eléctricas a través de un cable y envía estos impulsos al receptor mediante un imán.

Internos:

– Receptor: (Se encuentra implantado detrás del pabellón auricular). Se encarga de recoger las señales eléctricas y enviarlas a los electrodos.
– Electrodos: (Se introducen en el interior de la cóclea) Se encargan de enviar la señal al nervio acústico, para que éste la envíe al cerebro y pueda ser procesada.

Las marcas más conocidas de Implantes Coclear son: Advances Bionics (EEUU), Cochlear (australiana) y Med-el (austríaca). Estos implantes son compatibles con FM.

El implante coclear sólo se prescribe si el niño tiene una pérdida neurosensorial profunda y no se beneficia de una adaptación con audífonos convencionales.

Hay que remarcar que a pesar de ser una adaptación lenta hay mucha diferencia si la pérdida auditiva ha sido Pre-locutiva (de nacimiento ó en los primeros años de vida) y post-locutiva (aparece después del aprendizaje del lenguaje).

Si el lenguaje ya ha sido adquirido en poco tiempo de rehabilitación se puede conseguir un gran aumento del entendimiento de la palabra sin lectura labial, mientras que en los casos pre-locutivos el niño se tiene que empezar de cero, ya que no tiene memoria auditiva.

Al igual que en el caso de la adaptación de audífonos, se tienen que hacer controles periódicos de audición para así poder ajustar mejor el implante. Es un proceso lento que requiere paciencia y colaboración.

El implante coclear también tiene una serie de limitaciones que es necesario saber:

Requiere aprender a interpretar los sonidos y eso requiere tiempo.

– Al igual que ocurre con las personas que usan marcapasos, no deben pasar por debajo de los arcos magnéticos; y en las fases de despegue y aterrizaje el implante debe permanecer apagado.

No es posible hacerse una resonancia magnética, ni operarse con bisturí eléctrico.