Los sistemas FM constan de un emisor de entrada para el micrófono y equipos de sonido y un receptor que se conecta al audífono, mediante una entrada directa o también a través de un aro magnético personal.

El sistema de transmisión de los equipos FM es por ondas de radio, estos equipos se utilizan fundamentalmente para la enseñanza, ya que las aulas uno suelen tener las condiciones acústicas deseadas y el profesor puede cambiar de posición en el aula con la que el nivel de la proyección de su voz en los micrófonos sería variable.

El uso de equipos FM, permite evitar estos inconvenientes el profesor lleva el micrófono sujeto a la solapa, por lo que su posición es fija en relación a su voz y aunque se mueva por el aula, el alumno recibe siempre el mismo nivel de señal de entrada.

Como la recepción es independiente del entorno, se mejora de forma sustancial la relación señal-ruido y se evitan los problemas de acústica del aula como la reverberación.

Ventajas de los Sistemas FM:

*Calidad de sonido excepcional y emisor y antena fácil de instalar y de transportar a cualquier sala.

Es un tipo de tecnología muy utilizada actualmente para la comunicación; tenemos ejemples de ella en teléfonos inalámbricos, los walky-talkies, los aparatos que se utilizan para oír lo que ha ce el bebe en el otro cuarto, los micrófonos de los presentadores y cantantes, etc

Un sistema FM para un audífono trabaja con el mismo principio; consiste en un transmisor que capta la voz del hablante y la envía a través de ondas de radio, de forma inalámbrica, directamente al pequeño receptor que está conectado al audífono personal del niño.

Su utilidad está demostrada en situaciones, como cuando el ambiente auditivo es adverso, como cuando existe ruido de fondo o cuando la distancia con el interlocutor es considerable.

El micrófono del audífono capta las voces junto con todos los sonidos del ambiente; a pesar de las amplias posibilidades a la hora de programar un audífono el sonido, en las situaciones auditivas adversas como las anteriormente mencionadas, la mayoría de las personas con pérdidas auditivas experimentan serios problemas para comprender la palabra.

La utilización de un sistema FM en esas situaciones hace la comunicación mucha más sencilla; aunque es en el ámbito escolar donde se ha extendido su uso entre los niños que demuestran que su utilización en el hogar en determinadas situaciones durante los primeros años de vida es beneficiosa.

Respecto a los componentes de un sistema FM, diremos que cuenta con transmisor que recoge a través del micrófono el sonido que el niño necesita oír, lo convierte en una señal de radio y lo envía al receptor. Los transmisores utilizan la misma tecnología que las radios domésticos y proporcionan una señal sonora de alta calidad; la mayoría están diseñados para que la persona que habla los lleve cómodamente, por ejemplo, en un bolsillo o sujetos al cinturón. Otros pueden sujetarse en la mano o colocarse en la mesa apuntando al orador. Por un lado El Receptor De FM, capta la onda de radio enviada y la convierte en sonido audible; el niño es quien utiliza el receptor. Actualmente los receptores se adosan a la parte inferior del audífono o al procesador del implante coclear. También, por otro lado, nos encontramos con el Micrófono que es el que recoge la vez del orador o el sonido primario que se quiere transmitir y se comunica directamente con el transmisor. El micrófono de corbata es, generalmente el más confortable para los profesores; se sujeta en la ropa y debe estar de 10 a 15 cm de la boca. En algunos casos de estos micrófonos existen opciones en las que, según se seleccione, puede captar los sonidos de toda las direcciones (omnidireccional) o dar preferencia a los sonidos de una dirección (direccionalidad); generalmente, la mejor opción en el entorno del aula es la omnidireccional. Por último como componentes del FM, podemos señalar la Antena y las Baterías; en cuento a la antenas, todos los receptores y emisores necesitan una antena para recibir y enviar la señal; a veces la antena está incorporada en el equipo, cuando no es así es importante no cortar ni acortar la antena para no afectar el rendimiento del sistema. Las más eficaces son las que están incluidas en el propio sistema. Son de uso imprescindible para no acortar la longitud de la señal y respecto a las Baterías, todos los equipos necesitan baterías; en los audífonos, la misma pila alimenta al receptor del FM, esto implica que cuando está conectado receptor de FM la pila del audífono se consume más rápido. El transmisor utiliza otro tipo de batería que debe recargarse cada cierto tiempo de uso a través de un cargador similar al que se utiliza con los teléfonos móviles.

En cuanto a la legislación vigente, en España la orden CTE 230/2002 asigna una banda específica de frecuencias para la utilización de los sistemas de FM; cada fabricante asigna un número de canal a dichas frecuencias; para cambiar las frecuencias de los sistemas de FM, transmisor y receptor deben estar en la misma frecuencia; algunos sistemas requieren que este cambio se realice de forma manual seleccionando la frecuencia elegida; en otros casos, la sintonización entre emisor y receptor se realiza de forma automática.

Para conectar un sistema FM al audífono es necesario que tenga una entrada directa de audio; hoy en día prácticamente todos la tienen, esto permite que la señal de FM entre directamente en el audífono, proporcionando unas señal de sonido de alta calidad. Dependiendo de la marca y modelo de audífono y receptor existen varias opciones de acoplamiento.

Es importante tener en cuenta que los sistemas de FM trabajan junto con los audífonos y/o implante coclear, por lo tanto, para obtener el máximo rendimiento, es fundamental que estos se encuentren óptimamente adaptados.

Pueden ser útiles en todas las edades, siempre y cuando los ambientes y situaciones de escucha en las que se encuentre el niño así los requieren y cuidando la correcta adaptación y asesoramiento de uso a la familia y demás personas relacionadas con el niño. Siempre que la adaptación de las prótesis primarias sea binaural, es recomendable que la adaptación del sistema FM también lo sea. Cuando la información que se vaya a trasmitir, no sea relevante para el niño, el micrófono se desconectara.

En los primeros años, además de servir de estimulación auditiva y del lenguaje, aporta el beneficio de eliminar los problemas de retroalimentación acústica cuando el niño se encuentra, por su temprana edad, en brazos. Durante los años siguientes, en la edad escolar, sus beneficios en el aula son indiscutibles, mejorando las condiciones acústicas de la información auditiva. También debe destacarse la posibilidad de su utilización para el ocio favorericiendo la socialización.