A.R.V./R.O.C. es una prueba subjectiva que permite, con la colaboración del niño y  explorar su audición. La capacidad auditiva de los niños de 8 meses a 3 años se puede medir con precisión.

Respuesta por orientación condicionada: el niño responde ante un sonido con un refuerzo visual. Se emiten tonos modulados (warble) o tonos puros a diferentes frecuencias e intensidades, presentados en campo libre o auriculares. Cuando el niño gira la cabeza buscando el sonido, un juguete o muñeco se ilumina o se mueve, reforzando la respuesta.

A través del entrenamiento sonido-refuerzo visual conseguimos obtener el perfil audiométrico.

– Audiometría por refuerzo visual: Cuando estamos investigando el nivel de audición de niños preescolares quienes tienen tiempos cortos de atención, se distraen y se cansan rápido, tenemos que conocer la forma como habitualmente responden a los sonidos, para crear situaciones específicas de estimulación con diferentes tipos de ruidos, y así manipular su conducta refleja auditiva, para predecir los niveles de intensidad a los cuales responden o muestran interés por estos sonidos.