Adaptarse a los audífonos no es tan sencillo como ponerse unas gafas. Es necesario que el usuario reciba explicaciones detalladas sobre el funcionamiento de sus ayudas auditivas y los correspondientes consejos de mantenimiento. Sólo de esta forma el usuario obtendrá un beneficio óptimo de sus ayudas auditivas. Por otro lado, el usuario tardará un poco en acostumbrarse a una nueva forma de oír y, en esta etapa, el audioprotesista será de gran ayuda.