El implante Baha es una prótesis vibrátil que se encarga de estimular directamente, por vía ósea, el oído interno.

Está formado por una parte interna y otra externa.

La interna es un receptor vibrátil que se integra mediante cirugía en el hueso temporal, detrás del pabellón auricular; mientras que la parte externa es un procesador que se encarga de transformar el sonido recibido en vibración.

Este tipo de implante está indicado en casos de malformaciones genéticas (niños con malformaciones del pabellón auricular ó con un conducto auditivo externo inexistente) ó otitis crónicas.

La edad a la que se empieza a implantar el Baha en niños es a partir de los 5 años, cuando su implantación no supone ningún riesgo para el crecimiento óseo. Mientras se alcanza la edad apropiada para poder intervenir al niño, cabe la posibilidad de colocar el implante en una diadema para empezar a estimular la audición lo más pronto posible. Existe un tipo de Baha también compatible con FM.