Las ayudas técnicas auditivas se adaptan a las personas con problemas auditivos para proporcionarles la mayor funcionalidad y aprovechamiento.

El audioprotesista le brindará un adecuado consejo en la elección de la prótesis más indicada para la pérdida auditiva, así como una correcta adaptación de la misma, con la consiguiente audiometría protésica y una correcta confección en el tipo de molde.

En algunos casos como resulta difícil determinar los umbrales auditivos necesarios para la realización de un estudio audiométrico y, por tanto, para una adecuada adaptación de las prótesis. En este caso el logopeda es el encargado de desarrollar un programa de entrenamiento auditivo basado en la observación sistemática que nos indique unos valores auditivos orientativos y, en caso necesario, mediante el condicionamiento de la respuesta del sujeto ante la presentación de estímulos sonoros.

Para una adecuada orientación y consejo sobre la mejor ayuda técnica auditiva deberemos conocer en todos los casos el momento en el que se produjo la pérdida auditiva, el grado de pérdida, si esta es progresiva o no, y el sistema de comunicación que utiliza la persona y su entorno. Además, debemos tener en cuenta otras variables, como son: resto visual y grado de autonomía. Estas variables van a determinar el uso y cuidado de las prótesis y el tipo de apoyo que deberemos prestar para la utilización correcta de las mismas.